Extraños

Mi relación con Leticia termino por ti. No debí haber ido a una cita a conocer a alguien extraña para mi. 

Y si la curiosidad y mi vicio por las mujeres me impulsaron a ir. 

No fui a tu cumpleaños porque Leticia no se merecía una infidelidad. Nunca fue mala, quizás manipuladora. Pero aun así le engañaba con Karen. 

¿Pero una extraña? 

De verdad que no te merecías conocerme. 

De verdad que no merecía conocerte. 

Como dos simples extraños estábamos felices. 

Tu con tu Jacobo y Joaquín. 

Y yo con Leticia, Karen. 

De cualquier forma iba a dejar a Leticia, ya estaba contemplando a Ana Esther. 

Pero tenia que cagarla. 

Conocerte fue la peor decisión que tome. 

Debimos seguir nuestros caminos distintos y alejados. 

Ser 2 extraños era lo mejor que nos hubiese pasado. 

Perdi tanto, y no gane nada. 

Al menos hoy puedo garantizar que si te vuelvo a ver… 

— “no te conozco, extraña”

Qué ironía, después de extrañarte ahora simplemente somos y seremos dos extraños. 

Como debimos serlo desde un principio. 

Si te vuelvo a ver, no te conozco ni mucho menos se tu nombre. 

En mi lista de adjetivos ni existes. 

Si me piden sinónimos o antónimos, esa palabra no la conozco. 

Es extraño, no lo se. 

Ella dice que la odio, pero lo peor es que la olvido… 

Perdón; ¿de que estaba escribiendo…? 

Copyrighted.com Registered & Protected 
CAYS-53JN-XB4P-SE2X

Abstracto

Soy un árbol que por el exceso de lluvia me estoy llenando de musgo. La bendita humedad me tiene cubierto hasta el tallo. Mis huesos fermentan sudor y mis ramas están cubiertas de este mugroso musgo. 

Soy el búho qué le quema el pensamiento y la vista; esta bendita oscuridad. Mis plumas de mi cabeza arden en llamas, mientras observó y pienso en la cruda noche, donde no puedo ver nada. 

Soy la flor azul qué es corrompida por la humedad, tanta lluvia qué al tocarme, mis hojas se sueltan con el tacto de quien me toca, la raíz se va con flor, tallo, semilla y fruto. 

Las nubes tratan de hacerme sombra, pero las muy estúpidas olvidan al sol. ¿Como pueden hacer sombra a lo que se es transparente? Y peor aún si olvidas a la claridad, no esperes jugar ni pisotear mi sombra. 

De que me sirvió ser Evergreen, si al final de todo, terminaron haciendo leña con mis troncos. 

Y así la ley de vida, te siembran, naces, creces, beneficias con oxígeno y sombra. Pero no bastando la simple vida, me cortas en troncos, haces leña y me quemas. Ilumino tu oscuridad con la fogata, mientras la lluvia me apaga. Las cenizas ya no te sirven, pero aún así hasta para la Tierra le soy útil. Así la ley de vida. 

Algo en mi esta cambiando, siento muy en el fondo de mi alma, sin pisar el espíritu que simplemente algo me esta sucediendo. 

Quizás lo que lees parece estúpido pero prefiero llamarlo “abstracto”. 

Lo peor que no logro descifrar si es para bien o para mal. 

Hay ocasiones que me gustaría darle final a este vaso medio vacío de brandy. 

Porque: – “Yo también puedo degustar por Gourmet” 

Y cuando veo el fondo del vaso, me observó proyectado en el reflejo del brandy y ahí esta mi cara. 

Proyecto el vaso contra la pared hasta romperlo. 

En el traslado del vuelo y el impacto con la pared, me llegan los recuerdos. 

Eso malditos recuerdos que no se pueden borrar estando abstemio. 

Mis motivos, mis causas, mis consecuencias por beber. 

Me encantaría que salieran de este evoparizador hechas humo y que el viento simplemente extinguirá cada recuerdo negativo. 

Pero como no debo fumar ni beber… 

Tengo que matar toda ansiedad y todo recuerdo, con letras, con sudor, con amor a mi alrededor y con indiferencia al enemigo. 

Porque hasta las benditas rocas las puede vencer el musgo. 

Copyrighted.com Registered & Protected  CAYS-53JN-XB4P-SE2X

Para, No Sigas

-¿Te gusta la canción? 

– Espera,  ¿cual es el error?

– Para, no sigas, para. 

– No voy a parar, no. Siente el palpitar de la canción.

Las luces del club nocturno están en el extasis de la fiesta y el alcohol. Esa pareja lamenta lo que hacen, pero toman acciones pasionales, mientras se niegan. 

– Para, por favor, en cualquier momento saldrá del baño mi esposa. 

– Ella no saldrá, esta llorando otra vez, ahora por su estúpida inseguridad y además esta totalmente alcoholizada. 

Siguen dialogando y disfrutando el juego de manos, manos qué ya no les pertenecen. Dos almas perversas, qué usan el amor como alfombra, para limpiar el lodo de sus infidelidades. Se niegan a ceder, pero sus cuellos son imanes qué están atados a la desventura. 

– Pero ella, es tu amiga. 

– Y tu su esposo, pero más sin embargo tus besos juegan muy bien con mis labios. 

– Debo confesar qué besas muy bien. 

– Será por la misma experiencia que emana en nuestras auras. 

Ahora las luces tienden a ser puntos blancos y los colores desaparecen. Parece ser que el cambio de ritmo se torna más romántico. La esposa y sus amigas siguen en el baño. 

– La música ahora me juega una mala jugada. 

– Jajajaja, ¿tu crees? Se todo de ti, sabes que tu y yo somos un error. 

– Claro se que te encanta lo prohibido como los casados. 

– Pero tu eres de la misma casta, o quizás de la peor. Le fuiste infiel al tercer día, llevaste dos relaciones al mismo tiempo por meses, lograste tener hasta tres mujeres al mismo tiempo y la última infidelidad casi te cuesta el matrimonio. ¿Ahora eres un santurron? 

– Wow, eres tu o el alcohol qué te hacen saber todas esas historias que son solo rumores. ¿Porque seducir al árbol si solo eres un pez? 

Sus besos ahora son frente con frente, mirada fija, sus senos son fuego, en el pecho de su pareja, es posible que sienta hasta el palpitar del corazón. Sus manos de ella acarician su nuca, mientras los brazos de el están estáticos en su cadera. Saben bien que juegan un juego peligroso. 

Ambos son depredadores y están depravados. Sabemos bien que en el arte de la infidelidad, estos dos tipos de personas no crean paraísos, solo tieneblas en sus infiernos. La verdad que la música se presta excelente para estar justo en el ojo del huracán, justo donde los tornados chocan en pasión. 

– Quiero estar contigo…

– ¿Bromeas? Hoy es sus cumpleaños. 

– Al menos no es negación. 

– Sabes que no eres el tipo de personas que busco. 

– Claro, buscas personas leales para un ser desleal. 

– Todos los infieles así somos. O quizás esa es la mala suerte de los leales. 

– ¿Crees que algún día cambiemos? 

– Si, me gusta pensarlo, porque cuando siga tu brazo después de aquella puerta, te lo mostraré. 

Los colores del lugar ahora se hacen notar con el cambio de luces. Ellos vuelven a la mesa, a los sillones, serios de afecto mientras observan el regreso de su esposa. Sus ojos hinchados y rojos, abrazan al desleal hombre. Mientras los ojos de él están en guerra contra su amiga. Ella cruza sus piernas deleitando el paisaje, mostrando el camino al infierno. El resto de los amigos se dan cuenta que fue mala idea dejarlos solos. 

El besa su frente, con esos mismos labios que beso a su amiga, la lleva a la cama y la deja dormida. 

Mientras observa el ventanal, ingiere una copa con vino, mientras piensa lo sucedido. Su celular tiene un texto. 

– Ven, sabes donde vivo. 

– Llego en 20 minutos. 

Llega antes mientras toca la puerta ella ya lo recibe a besos, sabor arándanos con vodka. 

Los besos son de locura. Son el conjunto de infidelidades y aventuras en el desenfreno de una infidelidad más. 

En el traslado hacia la cama, se despojan de toda ropa que les estorba. La voltea, mientras besa toda su espalda y sus manos juegan con sus senos. Ella gime y exhalta:

– ¡No Pares Por Favor!

Hasta que poco a poco van volando bajo. Las sábanas y la cama son envueltas entre sudor y pasión. Pasión y fluidos qué reclaman sus cuerpos. Se tocan donde hay muchas huellas de infidelidades y comienzan la gran faena de sexo sin amor. Ella con sus puños quiere sentir que todo el descontrol de su amante. 

No cabe duda, que la experiencia es notoria en el acople de estos amantes. Los infiernos y los tornados se juntan hasta explotar en su máximo clímax. 

Se quedan observando al techo, tirados en cuatro paredes qué les da vueltas. 

Ella acostumbrada a la soledad se recuesta boca abajo hasta que le vence el sueño. 

El se queda analizando: 

– Vaya cumpleaños, la he vuelto a cagar. 

Copyrighted.com Registered & Protected  CAYS-53JN-XB4P-SE2X

Empatia

Caminas descalza en un sendero de hielo. 

Cada pisada qué das, te inunda el espesor del hielo. 

El hielo es alfiler qué penetra el núcleo del hueso. 

La profundidad se nota en los residuos de tu rodilla. 

La gente buena quiere curarte las venas muertas, pero tu dolor las aleja. 

Tu dolor es tan fuerte, que en vez de mirar los actos como ayuda, tus colmillos lo ven como amenazas. 

Pobre corazón de cactus, caminando en un sendero de hielo. 

La fortaleza de tu caminar es la misma que les da el coraje a tus espinas de permanecer. 

A pesar de todo, te admiro. 

Porque aun sigues caminando.

No cualquiera… 

Tus raíces yacen muertas, desconozco como volveras a plantarte. 

Quizás jamás lo sabre. 

Nose si llegues a tu destino. Es más ni siquiera se si tengas en mente un destino. 

El aire te agita, haciendo temblar tus espinas. 

La lluvia es el motivo perfecto para llorar, ya que las lágrimas se hacen homogéneas con las gotas. 

Descuida, hoy no te encontré. 

Para mi y para mis recuerdos eres una camelia qué se llena de vigor con el calor de primavera. 

Qué lastima que el invierno sea eterno, para las almas en pena. 

Pero afortunadamente para lo malo nada es eterno. 

Pero para lo bueno, te aferras en lo eterno. 

Sabes que si tienes una meta se puede lograr. Que no te intimiden los años cargados. 

Hace unos días me entere que alguien de 95 años resultó ser campeón en las carreras de los 100 metros planos. 

Quizás 94 años le llevo descubrir cual era el destino de su caminar. 

Pero ¿Quién soy? Y ¿Qué hago aquí? 

Soy de quien tanto te hable… 

Soy la planta de tus pies.

Vez esos pasos plantados como cemento, así es, me llamo empatia. 

Nadie conoce tus pasos mejor que quien logra usar tu calzado. 

Poco a poco se llega lejos, hoy ya no volvió el sol, pero que eso no me límite, y que exploten mis emociones. 

Copyrighted.com Registered & Protected 
CAYS-53JN-XB4P-SE2X

Estúpido Humano

Los arboles desnudos y a la vez llenos de botones.

La lluvia tímida, qué humedece pero no moja.

El pestañeo cada 10 segundos posterior a la lectura del libro.

Las palomas siempre bajando al concreto por comida.

Las nubes grises no dejan pasar los rayos del sol.

No importa si se está sentado o levantado, la lectura del libro no se ve limitada.

Y de los que no leen, simplemente observan el exterior.

¿Qué hacer cuando la oscuridad nos límita?

Pensar, escuchar, oler y quizas hasta saborear del entorno.

No me limita lo oscuro, continuó escribiendo.

Quizás se me nuble la vista por el sueño.

Se comienzan a resecar los labios.

Disfrutó del violín mientras hidrato con mi lengua, mis resecos labios.

El sonido del piano y el violín me relajan.

Mi columna cansada trata de estar firme ante mi pesada espalda.

Después de los botones en los árboles, vienen siempre las flores.

Las hermosas flores, camelias, rosas, blancas, naranjas.

Lo amarillento y las desgastantes hojas del libro, no son limitante, pero hacen delicado el toque firme del cambio de página.

Me gustaría oler la tierra mojada mientras escribo, pero no me nace esa palabra exacta, ya que la lluvia o la tierra no logran la mezcla o la magia que Dios pone para que esta hermosa sensación surjan.

Me gusta ver que lo verde de la flora, sean la plaga qué aniquilan el avance del hombre sobre lo que ya han destrozado.

¿Porque dejamos de plantar árboles?

Son tan bellos, llenos de botones.

Nuestro planeta llora, mientras nos quejamos, pero no solucionamos.

¿Porque seguimos leyendo libros viejos?

Es tan bella la literatura antigua, qué despreciamos la moderna. Al menos algunos leen. Otros preferimos lo ilustrativo.

Irónico qué estemos rodeados de bellos paisajes, pero preferimos lo que nos procesa un chip en una pantalla ilustrativa.

Estúpido humano que llena de población el entorno sin respeto a la naturaleza, sin amor a la educación y sin espíritu por vivir una plena vida.

Si tan solo plantaramos un árbol, hiciéramos un libro y hacer a un individuo con conciencia.

Quizás no nos fuera indiferente contemplar a los niños que utilizan para la guerra en Siria. El cambio climático y la ignorancia cultural.

Sigamos avanzando con la espalda por delante, y la mirada a lo que siempre llamamos:

– Te acuerdas que antes…

Estúpido humano.

Copyrighted.com Registered & Protected 
CAYS-53JN-XB4P-SE2X

Minutos

Todo mundo investiga:

¿Quién me mato? 

Es difícil darse cuenta que al final de las cosas, las explicaciones ya no tienen sentido.

Solo levante las manos, y trate de volar en el mirador de Ensenada. Explote el cristal y salte del Space Neddle. Me aventure a volar desde el Tepozteco. Finalmente enfrente al mar de los muertos sin saber nadar.

Pero en las investigaciones, nadie sabe que fue lo que me mato.

Tendría que ser un perito viajero del tiempo, para encontrar al culpable qué me mato.

Mi psicólogo puede decir que fue el exceso de amor y la carencia de autoestima.

Mis enemigos y mis afectados dirán que fueron mis defectos y culpas.

Pero mi mirada, mi pensamiento y mi memoria; saben quien fue.

Fue el abandono de mi padre. El abuso de los hermanos mayores qué me hicieron comer tezontle. La incomprensión a mis caprichos. La manipulación de unos besos. Los gritos de desprecio de los adultos. El amar sin ser amado. El abandono de varias mujeres. La infidelidad de una amor fugaz. Mi sed de venganza arraigada a mis culpas. La pérdida de mi autoestima al crecer la circunferencia de mi estómago. El acné de mi pubertad. El rechazo de la más fácil de la escuela. La indiferencia y el silencio de los que te juraban amor eterno. Los matrimonios frágiles. Las amistades falsas. El tomarme del suéter sin dejarme avanzar. Lo superficial de la mercadotecnia. El dar importancia a lo que no es importante. El estar sereno en una zona de confort. El llenar los vacíos con vicios. El tolerar por miedo a quedar solo. El no arriesgar por cobardía. La discriminación y humillación laboral. El no ser claro y ser reservado. Guardar y no llorar. La pobreza. El no lograr las paces con mi pasado. Odiar y no gritar. Todo esto y más detalles, echados en el vaso de una licuadora.

Dando vueltas a 128 millas por hora.

Así se me va la vida.

Mientras el metal rompe mi hígado y mi columna se hace arena, mi mente sufre de recuerdos gratos.

Mis papás celebran mis primeros pasos, los dos sonrientes. Mis ojos llorosos cuando sabía que tendria mi primer viaje. Mi primer regalo. Mi primer pastel. Mis taquitos dorados. Los aplausos reconociendo mis logros en lo académico. El abrazo de mi abuelo y yo solo observándolo con admiración y cariño. Mis cumpleaños llenos de abrazos y besos sinceros. Cuando mis papás carcajeaban. Cuando mis abuelos reían. Cuando llore en un beso. Cuando los abrazos me llenaban de calma. El sabor de mis comidas favoritas. El oler perfumes qué me recuerdan personas. El sentir de unos labios. El tacto de la piel de una dama. El abrazo de un familiar lejano. Cuando nos reconciliamos con mi padre y lloramos juntos en un abrazo. La conversación amena de quien se gana tu confianza. El sonido de mi música preferida. Y mi mente se empieza a desvanecer.

Mi consciente comienza a fallecer, y solo escucho mi risa. Mi dulce risa, apagandose. Mi risa infantil, puberta, adulta y vieja.

Mi alma se despide del cuerpo.

Quizás muchos me extrañen, quizás no. Quizás me olviden. Quizás nunca debí existir.

Pero de lo que ya estoy seguro es que ya extraño mi vida.

Pero ya es tarde, he muerto hace unos minutos.

¿Quién salva a los aparentemente serios?

Di no al bullyng. No hagas bullyng. Y si sufres de bullyng, valora tu risa y tus momentos valiosos, porque pasando del túnel, no hay regreso de la muerte a la vida.

Copyrighted.com Registered & Protected  CAYS-53JN-XB4P-SE2X

La fogata y la lluvia. 

Después de la lluvia, las nubes oscuras pasan de ser negras a grises y de grises a desaparecer. El sol por fin sale a iluminar todo a su paso, y a evaporar las lágrimas que bañaron todo la ciudad en el invierno. 

Abro la cajita músical mientras la muñequita da vueltas alrededor de su cajita angosta y limitada. 

El sol le hace sombra mientras baila con el sonido melodíco de sonidos agudos. La cuerda se le debe girar para que vuelva a bailar. 

Me quedo observando, la cajita músical. 

Te levantas molesta, pateando la delicada cajita. 

Me gritas:

– «Fuck you, I hate you, I miss you, I Love you»  

Y sales corriendo. 

Evidentemente no te sigo, porque siempre terminó mal con mi dignidad y mi paciencia. 

Pero ese comentario me deja una analogía. 

  • Debo pasarme de sano, para que merezca joderme. Debo pasarme de amado, para que me odies. Debo pasarme de ausente, para que me extrañes. Debo ser un odioso tolerable para que a pesar de eso me ames. 

El sol se está volviendo a esconder, pero ahora con sentido de lógica, ya va anochecer. 

La vida es constante y entendíble, pero tu ira no tiene que ver con su razón ni mucho menos su lógica. 

Al día de hoy jamás he odiado a alguna persona, tampoco le deseo que se joda y si existiera jamás la extrañaría y obvio mucho menos amarle. 

Y así el sentido común de un aparentemente serio. 

Aunque claro muchos autores saben el sentido de ese argumento. 

Observó al espejo y obtengo respuestas. 

  • Cuando actúas bajo el instinto de la traición deseas joderte a ti mismo, claro cuando la conciencia funciona. 
  • Cuando te frustras o te arrepientes, nace ese odio por ti mismo. 
  • Cuando dejas de ser esa persona que tanto te conoces, puede que te extrañes. 
  • Pero ante cada decisión y consecuencia uno nunca debe dejar de amarse a si mismo…

Y mira que trate de ser lo más empatico.

Así que prendamos fuego, para tener una noche iluminada. 

Pasa, sabía que volverías. 

Debo ser la persona más incorrecta y compleja del mundo para que sientas lo que tu inconsciente le grita a tu ira. 

Oh oh oh que comience la fogata y la lluvia a discutir. 



Copyrighted.com Registered & Protected  CAYS-53JN-XB4P-SE2X

Amo

Platicando con mi introspección, me dijo que escribiera 5 detalles de porque te Amo, resulta que me dio una hoja en blanco y una pluma negra y empecé a escribír:

  1. Amo que seas el motivo de mis letras.
  2. Amo el perfume que dejas en mi ropa después de abrazarte.
  3. Amo el sentir de mi tacto sobre tu piel erizada.
  4. Amo cada segundo que paso junto a ti, como los segundos qué pienso en ti. 
  5. Amo tus piernas largas y delicadas. 
  6. Amo tus pensamientos, palabras y letras. 
  7. Amo el timbre de tu voz. 
  8. Amo el temperamento de tu piel. 
  9. Amo tus suspiros largos en mi presencia y en mi ausencia. 
  10. Amo el respeto que nos tenemos como individuos. 
  11. Amo tus miedos y tus fortalezas. 
  12. Amo tu pelo rebelde y recién bañado. 
  13. Amo tu belleza noble y natural. 
  14. Amo tus nervios. 
  15. Amo cuando te siento muy cerca pero a la vez estas muy lejos. 
  16. Amo el primer día que te conocí. 
  17. Amo cuando ríes de forma tímida y de forma expresiva. 
  18. Amo cuando mis celos te causan gracia. 
  19. Amo qué te preocupes por mi, y sentirme preocupado por ti. 
  20. Amo nuestro primer beso, porque para mi cada beso entre nosotros; siempre es el primero. 
  21. Amo tu mirada atenta. 
  22. Amo tu respirar mientras duermes. 
  23. Amo los senderos de tu espalda hasta tu cuello. 
  24. Amo cuando comes y disfrutas de los sabores. 
  25. Amo hacerte el amor. 
  26. Amo tu pasión por tu profesión. 
  27. Amo tus detalles y presentes. 
  28. Amo tu boca afilada. 
  29. Amo tu apoyo constante. 
  30. Amo el escándalo de mis besos en tu cuerpo. 
  31. Amo tus mordidas delicadas. 
  32. Amo tu nombre. 
  33. Amo tus buenos días y tus buenas noches. 
  34. Amo nuestra primer foto juntos. 
  35. Amo cuando mi familia pregunta por ti. 
  36. Amo siempre tu actitud sana y positiva. 
  37. Amo tus moños. 
  38. Amo amarrar tus agujetas. 
  39. Amo qué me ames a pesar de mis defectos. 
  40. Amo el sabor de tu lengua. 
  41. Amo tus uñas rasgando mi espalda. 
  42. Amo tu fragancia natural cuando no usas perfume. 
  43. Amo soñarte. 
  44. Amo tus palabras ideales en mis momentos bajos, medios y altos. 
  45. Amo qué seas la mujer ideal que añoraba. 
  46. Amo sorprenderte y que me sorprendas. 
  47. Amo qué me gustes y me atraígas.
  48. Amo qué pienses en mi en los lugares inimaginables. 
  49. Amo qué te veas a futuro, en presente y en pasado conmigo. 
  50. Amo qué consideres ser la madre de mis hijos. 
  51. Amo sentir esta sensación de ser tu hombre. 
  52. Amo qué tengas temor por Dios. 
  53. Amo qué tengas amor por la vida. 
  54. Amo tus letras escritas en el vapor del espejo. 
  55. Amo tu separador de mi libro. 
  56. Amo tu almohada qué acompaña mis sueños. 
  57. Amo tus marcas en mi piel. 
  58. Amo qué lo primero siempre seas tu en mis listas de favoritos. 
  59. Amo qué todos conozcan a la mujer que amo. 
  60. Amo qué seas la cura de mis vicios. 
  61. Amo esa vitamina qué inyectas con tu actitud a  mi visión de vida. 
  62. Amo nuestro silencio y palabrería de miradas. 
  63. Amo tu código de vestir. 
  64. Amo los paisajes cuando están combinados con tu presencia. 
  65. Amo tus dedicaciones y tus canciones. 
  66. Amo tus prisas. 
  67. Amo qué está lista día con día seguirá creciendo…


Copyrighted.com Registered & Protected  CAYS-53JN-XB4P-SE2X

Invitación ValeeBlog

Hola buen día mis estimados seguidores y lectores:

Primero que nada, espero que mi ausencia en la blogosfera no esté causando descontentos, pero ya espero escribir más entradas de Blog de forma más frecuente. Además espero que todos y cada uno de ustedes estén gozando de plena salud en compañía de familiares y amigos, y que la estén pasando de maravilla en esta última semana de marzo. 

Pasando de mi saludo ahora a mi invitada en mi Blog. 

Valeria de Valeeblogs nos hace una cordial y curiosa invitación y por su puesto un servidor, los invitamos a su proyecto de amigos por correspondencia, regresando a lo vintage y claro todo con fines culturales. 

Amigas por correspondencia  – http://wp.me/p8t7Sr-2T

Y aclaro, para mayores informes que mejor con ella, además si les gusta su tienda y/o su Blog denle follow, y bueno aquí estoy para apoyar e invitar a Bloggers, aquí tienen su rincón de invitados, de ante mano muchas gracias por seguir en Aparentemente Serio. 

Dios me los bendiga. 

Los estima y espero compensar con más blogs su servidor. 

Aparentemente Serio / Marco Antunez 

Déjà vu

Vamos a volar alto, a pesar de las circunstancias, vamos a dar la vuelta en lo alto. Y cuando digo en lo alto, no me refiero a la altura de una posición a una longitud elevada. Como todos mis escritos, algunos no son literarios sino detalles metafóricos. Palabras que suenan como textos sencillos, pero que te llevan a pensamientos más profundos qué te elevan en lo alto del pensamiento racional. Quien de verdad me conoce sabe descifrar entre droga y realidad.

No confundas Déjà vu, qué simples y tontas nostalgias, pérdidas en lo estúpido de tu tiempo. Yo coloque el reloj de arena en capítulos, pero simplemente voló en lo alto del cielo. Como las cenizas de la muerte qué revolotean con el viento.

Así vuelan en lo alto las cenizas llegando en lo infinito del universo, hasta ser consumidas por el espacio y tiempo.

Mejor siente el pulso de la vida, que te agita como a las hojas las frota el viento.

Es tan hermoso vivir todas las etapas de la vida, desde el gozo hasta el sufrimiento. Pero por favor no corras de los problemas ya que sin darte cuenta ellos te alcanzan con más rencor y más culpas.

Esto no quiere decir que este teniendo la mejor vida qué desearía pero si tengo claro que todo es a voluntad de algún ser más supremo, solo es cuestión de sentirlo y dejar que nos guíe.

Abre tu mano, siente mi mirada en el centro de tu palma, observa y siente el sonido, mientras cierras los ojos, escucha. El violín y la percusión te llevan y te guían para volar en lo alto.

Sientes las pulsaciones, y solo te mandan un mensaje claro y directo:

– ¡ No por favor! Dile no a las drogas.

Aún recuerdo quien era yo, cuando llegué aquí, solo me abrazaba el paisaje, y yo sólo. El sol nunca lo veía encima de mi, simplemente notaba su atardecer o su amanecer. El colmo es que nunca sabia cual era su determinada puesta. Pero eso si, contigo mi árbol perdiendo sus hojas.

Cruzando las calles solas y frías, avenidas en rojo, mi gabardina y mi café, sin mirar a las miradas qué tiernamente me llamaban.

Sin pisar líneas, pero consumiendo colores, mi vida era gris cuando el efecto de la última ceniza me destruía.

Era otra víctima de la ciudad de las rosas.

Posiblemente no esté aun a salvo, pero mi batalla es constante.

Vuela en lo alto, con pensamientos positivos, aunque tu cabeza este erguida mientras caminas. Aunque tu mente este a miles de kilómetros, no te sueltes.

Y me preguntas como te observó; solo me das dos opciones pero ninguna coincide como te veo.

Y sigamos, pongamos mente a lo demencial. Di mi nombre y siente mi significado portugués del qué sale lo amargo, ponle el valor alemán qué tenia en un pasado mi nombre.

Pero ahora simplemente soy el significado de lo griego, ese guerrero qué lucha contra los poderes grises de los vicios qué me hacen estrujar mis huesos con ese frío qué me quema la médula.

Lamento haber perdido esa facilidad de convertirme en ilusión y simplemente aparecer, y dejar que las mentes sean el control de esta marioneta.

Nosotros podemos ser una razón o muchas pero me encantaba ser el centro de atención de todos mis grupos sociales. Ahora soy tan feliz siendo mi centro y mi razón.

Ya no estoy interesado en abrir más candados, aquí dejo la llave.

No desperdicies el tiempo, imaginando Déjà Vus.

Copyrighted.com Registered & Protected 
CAYS-53JN-XB4P-SE2X