¿Porque Te Amo? 

Dices que si pudiera entrar en ti, sabría realmente cuanto me amas. La verdad es que tu mirada es el puente a tu alma, tu ternura, tu deseo. El amor entro por ese sendero, que tu llamas ojos. Yo lo llamo, el sendero de luz que guía mi camino, por eso Te Amo.

Tu sonrisa contagiante y avispada, que llena de melodia a mi corazón y a mis oídos, son la razón que le da gracia a nuestra relación, por eso Te Amo.

Tu boca pequeña y delicada, que no se quedó con los deseos por poseerme, complice de tantas palabras alocadas. Tantos besos apasionados, tantos gemidos, tantos te amos, tantas canciones cantadas, son los que me mantienen, por la fuerza de tus brazos, en tu boca. Por eso Te Amo. 

Tu cuerpo, tan imantizado con mis labios, posee algo que aun no logro explicar. Sólo se que el estremecer de tu cuerpo me reclama, con solo el hecho de respirarte en la espalda, me siento poseído por cada milímetro de cada uno de tus poros. Por eso Te Amo. 

Porque eres una Imperfecta Perfecta, para las locuras de mis ideas, de nuestros escapes, de nuestras charlas concientes e inconscientes. Porque tu sentido común tolera mi pasado estúpido. Porque tu imperfección hace de nuestro amor, algo totalmente real, sin fantasias infantiles. Solo es esta nuestra realidad, te acepto, me aceptas. Por eso Te Amo. 

¿Y como te percatas, que te Amo? 

Simplemente porque me sientes. Sabes que me pasa, con sólo tocarme, acariciarme y solo observarme. 

Sabes que me preocupas, bastante. Sabes que tienes la libertad de huir y no te detendré. Por tu felicidad, soy capaz de regalarte mi distancia, mi espacio, mi ausencia. Cuentas con mi honestidad, y con la confianza de decirme lo más terrible, a sabiendas que la comprensión es la defensa del amor. 

Amar duele, y es un miedo inevitable. Pero se sufre mas por esperar algo retribuido. No espero que me ames para siempre, ni esperes que te ame por siempre. La muerte inevitable lo interrumpira, algún dia. 

Lo que quiero dejar claro, es que si Te Amo Hoy, es porque; disfruto de tu compañía, tus abrazos, tu sonrisa al verme, tu pasión, tu fe en mi, tu respirar, tu piel, tus besos gloriosos, tu perfume y tu forma tan auténtica de ser. 

Y aunque tu boca me mienta; porque eres humana, tus ojos hermosos nunca me han mentido. Por eso Te amo. 

Anuncios

Luna De Octubre 

Nunca creí que una luna de octubre, se llevará mi pasado de un solo golpe.

Gracias a Dios, se cerró toda posibilidad con mi pasado.

Brillas luna, galante de nueva vida.

Destruiste con tu luz, toda duda, todo rencor, toda mala intención.

Aún escucho tu aullido, pero tu no te harás lobo.

Es momento de renacer con esta bella Luna de Octubre.

Mi mejor perfume me acompaña en esta gran noche de sábado. Noche de descontrol. Por favor no te acerques con tu asqueroso olor alcohólico.

Quítate de mi, amante amiga mía, ya no estoy interesado en tu cuerpo, ni en el de ellas. Simplemente ya no me llena.

Y lo único que anhelo es que la luna de octubre, me de una señal al camino de su luz.

Camino en el asfalto y solo observo mi sombra, es acaso, que soy tan tonto, para no descifrar tu camino.

Mi celular suena:

— Hey baby, te debo un café, un cine… Un karaoke. —Exclama con autoridad, esperando un si como respuesta. 

— De verdad no puedo. — Exclamó con nervio, sin interés.

En el fondo, quisiera tener la posibilidad, pero no puedo.

No puedo decirte si, si no me enseñas tu sendero a la luz de tu Luna de Octubre.

Campesinos asesinos, su honestidad los mato en el sendero. Yo no sé porque quiero jugarle al terreno de la muerte.

Pero bueno, la luna sólo es de Octubre, solo disfrutaré tu luz y tu dulce paisaje de la paz en tu luz, como del contorno de tu soledad.

Es tiempo de besar a mi musa, hasta amanecer…

No me pares. 

Superstición 

Me levanto al baño, comienzo a cepillar mis dientes, mis encías comienzan a sangrar, mezclándose entre mi saliva, la espesa sangre.

Mi mirada comienza a temblar frente al espejo, mis manos se humedecen por el nervio que me genera ver sangre.

Dos, tres, pedazos de dientes, comienzan a caer. Siento flojo mi incisivo lateral, que con ayuda de mis dedos y una facilidad, también cae.

Contempló mis dedos con sangre, y estos tiemblan. El resto de mis dientes están negros.

Si esto es un sueño, es peor el significado que nace de esta gran escena tan real.

La araña negra baja, sin intenciones de picarme, y voy tras de ella, para matarla. Siendo que no tiene intenciones de picar, procuró prevenir su acción, matándola.

Sigo arrojando sangre de mis encías.

Ólafur Arnalds, con su melodía de añoranza, inunda mi ambiente, como si aún faltaran muchas cosas por pasar.

Si esto fuera un sueño me preocuparía, mucho.

Porque la superstición de este tipo de sueños, son la pérdida de un gran ser querido. Tan querido y a la vez tan cercano.

No me gustaría sentir jamás, la pérdida de algún ser querido. Soy tan cobarde que preferiría, morir antes, que ver morir a mis seres queridos. Quizás lo soportaría, pero no esa sensación de estar vivo y a la vez muerto por la pérdida de mi ser querido.

Después de todo, no adoró tanto a la soledad.

Si mi alma se llega a separar de mi vida, no se preocupen por mi, un pedazo de mi vida se queda en este humilde blog. Hasta que los servidores de las redes informáticas, dejen de dar vida al Internet.

Agradecido estoy de la vida, por siempre darme más de lo que merezco. Y le pido a un poder superior, que nunca abandone, al viudo, a la viuda, al huérfano, a la huérfana, a los que pierden un hijo, o al hermano o hermana. También de los que se pierden de sí mismos.

Quizás mi sueño no es superstición, y solo es una advertencia, de donde termina el sendero de la drogradiccion.

No sé, que me grita mi inconsciente, pero solo se, que en mi sueño te protegía mucho, de todo mal.

No sé, quien seas, pero si eres alguien que necesita ayuda, no huyas, toma mi mano, te llevaré a casa.

¿Como te imaginas que es tu casa?… Después de la muerte. 

Esquizofrenia Parte 2

Me gritas, me buscas por todos los medios, exiges que te lleve lejos, de ti y de todo el mundo, tu luz se filtra de toda nube gruesa, cargada de llanto y dolor.

Yo me iba a vengar con todas mis fuerzas de ti, pero me temo que alguien está azotando el fuerte concreto que resguarda mi corazón.

No le importa destruir tu recuerdo, no le importa matar para exigír lo que está dejando de ser mío.

Ahí viene con su flor de loto, a enamorar con su mirada tierna, boca delicada y hoyuelos en su sonrisa.

Con el infinito, para no encontrar salida en el mundo de las posibilidades.

Y sus manos firmes, buscando sin pudor, lo que ya no me pertenece.

Por más que me defiendo, pongo resistencia, me oculto, me cierro, ahí aparece, en el cerrar de mis ojos.

Y hago todo lo que va en contra de mi decálogo del buen amante.

Soy un hombre estúpido en contra de mis disciplinas, políticas e ideales. Defendiendo tu maldad.

El fin de mi talento se está viendo amenazado por la ternura de tus lindos ojos.

Eh ahí otra vez de visita, mi esquizofrenia, buscándome por todos los medios.

— Llévame lejos Marco.

Y yo que creí, que se acercaba todo el peso de mi venganza, resulta que me estoy ahogando en lo que sería el arma. 

Me temo, que… La esquizofrenia ya no me atormenta. 

— No quiero ir a ningún lugar. 

Desaparece, desvanece, y la lluvia llega después de una fuerte sequía.

Disfruto la humedad de mi cuerpo, bailando en la lluvia que me colma de felicidad, como un pequeño infante, llorando de felicidad, mezcla homogénea de lágrimas, lluvia y felicidad.

Me acuesto en el césped mientras las gotas se hacen delgadas y nace un gran arcoiris.

Nace de mi corazón y termina en el tuyo.

Besame, como sabes besar. Besos delicados, que despiertan hasta la celula más pudorosa de mi cuerpo.

Fluye

Preparando las cosas para que mañana mi hijo parta con calma a la escuela.

Me platicas tu día tan radiante y hermosa eres tú.

Te desnudas y me abrazas.

Yo sorprendido, esperando que mi hijo se duerma.

El yace dormido, bello como un ángel.

Continuas conquistandome, seduciendome, como cada noche.

Me besas y solo te contemplo.

Me preguntas si solo soy tuyo.

Pero lo único que sé, es que les pertenezco a tus ojos. A los hoyuelos de tu sonrisa. A tu pequeña y delicada boca. A tus mejillas perfectas, pero sobre todo a tus abrazos perfectos.

Tus besos son únicos e incomparables, desde el primero hasta el último, con el que te despido para tu trabajo.

Mi hijo sale corriendo, mientras abro la puerta y lo despido con un beso en su frente.

Mi damita hermosa se enoja por la desatendida cama, pero siempre evito discutirle lo mismo.

Solo fluye… Nuestro día laboral, como cualquier día.

Ya contemplo, la sorpresa que le comprare a mi esposa, antes de llegar a casa.

Recuerdo que últimamente no revisó sus trabajos escolares a mi hijo.

El punto es; ¡si lo recuerdo!. Siempre termina preguntándome por Goku, cuando era niño.

Pero bueno, todo este análisis lo preciso en el almuerzo, cuando me doy cuenta, ya se me hizo tarde para laborar.

La vida fluye, lo laboral me nubla.

Mis pisadas hacen como eco en el piso, me mantengo estático mientras el eco, comienza a ser un rugir. El piso se agita de arriba, abajo, de lado a lado. Los vidrios se rompen, los llantos saltan, y el piso me absorbe.

La vida deja de fluir en mi…

Solo contempló mis memorias desaparecer, y sólo pienso en mi hijo, mi damita y mis padres.

Dios, tu eres un buen padre, cuida de mi familia.

La cotidianidad es una trampa, que nos invita a no valorar cada segundo, que tenemos con nuestros seres queridos.

Planear es un lujo que si la naturaleza te lo permite, se cumplirá.

En honor al Sismo del 19 de septiembre de 2017 en mi país, México.

Con el respeto que se merecen todas las víctimas.

Si quieres donar en apoyo de nuestras víctimas, lo puedes hacer desde Facebook.

Con una oración desde tu alma, harás bastante.

Dios bendiga a todo lector en el mundo.

Esquizofrenia Parte1

Toma mi mano, no me sueltes, no te ocultes de la lluvia, ven, bailemos en la lluvia. Las iglesias nos observan, nos juzgan. Logras quitar mi playera mojada, mientras tus dedos juegan con la lluvia y mi espalda. Haces que te bese con locura, lujuria, pasión y con esa hambruna por comer cada poro de tu piel.

La lluvia y los relámpagos se vuelven terror en nuestro alrededor, mi mirada te da seguridad, sabes que jamás te pasará nada en la custodia de mis brazos.

Estamos al final de una curva, como coche sin luces, en la espera eterna, porque nuestros cuerpos sufran percances orgásmicos.

— ¿Donde estabas Marco? — preguntas con timidez, pero no pierdes tu mirada seductora.

Yo no existo, solo soy ilusión pasajera…

No esperes 50 llamadas, mensajes de buen día, publicaciónes románticas, ni promesas fugaces. No te contemples cruzar de la puerta de mi familia, ni siquiera darte el lujo de conocer mis amistades perversas.

No soy el tipo mazoquista a los que estas acostumbrada, tu eres mi sumisa hermosa, aceptas mis decisiones, por el simple hecho de que mis dedos tienen el control de cada poro de tu piel.

Mis besos son golpes certeros a tus emociones, mi voz es una serpiente que envuelve a tu alma, hasta que tu alma me pertenece.

Por fin logré dormir tus deseos, la lluvia se marcha, y un fuerte calor entra por la ventana.

Y ahí estás tú, con tu mirada molesta, tu boca llena de rabia, apretando mi corazón, caigo de rodillas a tu frente, sigues debilitando mi vida con tu rabia.

— De verdad, Marco, ¿ella?, te extraño mucho, pero por favor nunca vuelvas.

Me levanto y observó las sábanas desatendidas, estoy solo. Mi sumisa y mi narcisista se han marchado.

Enciendo un cigarrillo, mientras tu calor desaparece.

Mi piel se congela de rabia y rencor.

Volteas con sigilo, por mi ruego.

— ¡ESTO APENAS COMIENZA!


Continuará… 

Miel

Disfruta el olor de mi piel,
Recorre el sendero de miel,
Sin perder mi salvaje mirada,
Olvida que tenías coartada.
Dime todo con tu delicado tacto,
Mis manos te invitan al contacto,
Nuestras respiraciones jadean,
Al balance de tus piernas, tiemblan.
He perdido el control, abre tus ojos,
Cierra tu corazón, ambos, sabemos el final.
El reencuentro de nuestros cuerpos,
No reconocen desacuerdos, sólo lujuria.
Firmas trato con piel,
Es caro el sendero de miel.
El calor de nuestros cuerpos,
Aumenta con tus movimientos.
Dame tiempo, dame espacio, dame miel.
Das cuerpo, das vacío, das hiel.
Así son los cuerpos celestes, sin amor.
Estos caminos de tórax y vientre,
No van a tu deseo de siempre.
Espero estés lista para tu gran orgasmo,
Se rompe el esquema, al gran abismo.
Entre tu cuerpo y el alma,
Se acerca la calma.
La miel se amarga, la piel se apaga.
El silencio te asfixia… La distancia te mata. 

La Cabaña Parte 3

Después de estar 3 días enfrascado en la misma posición, mi pulso se hace más lento, comienzo a sentir el temblor de mi bosque, el balanceo de mi cabaña, mi piel ardiente en fiebre. Me levanto con las fuerzas de una mariposa, sin un ala. Esta es mi vida, nosotros nunca vamos a cambiar.

Mi tiempo de vida ya es una condena en sí misma.

Me gustaría que decidíeras el minuto exacto de mi muerte, pero me temo que así no será.

El cielo se hace omnipresente; desde lo azul más claro hasta lo más elevado, desvanece al más oscuro.

Estrellas fugaces, se hacen presentes desde la ventana de mi cabaña.

Abro la puerta mientras me derrumbó del asombro y la debilidad de mi cuerpo.

No se si esto es una epifanía o una alucinación, pero todo mi alrededor comienza a sintonizar una melodía de tranquilidad. 
Y ahí estas saliendo de la puerta de mi cabaña…

Caminas sin tocar el piso, como neblina o fantasma, te vas.

Dejando tu mirada y tu anillo en mi mano.

El anillo, se hace lunar en mi dedo.

Obviamente no logra llegar hasta la palma, se estanca entre las curvas de mi dedo.

Todo mi bosque, se hace cenizas y vuela como mariposas encontrando su mirada en el horizonte.

Sólo troncos vacíos me acompañan, mientras la cabaña se comienza a desvanecer como si fuera hecha de fango.

Paso a paso me alejo de la destrucción, y sigo la dirección de tu luz. Y en el este una luz.

Donde el sendero de las nubes me abren camino para contemplar la luz de la Luna.

Sigo caminando, por donde ya no hay arena, los pasos se hacen más pesados, por lo salado de tu mar.

Paso a paso me inundó. El agua yace en mi vientre, sigo avanzando…

— Sigo tu luz, ¡Dame fuerzas Dios! 

Volteó y ya no hay nada alrededor, todo a desaparecido, solo estoy ahogandome.

El sol está despertando y yo estoy agonizando…

—… Perdóname vida, te fallé como viajero.

Fin

La Cabaña Parte 2

Mis pies tiemblan sobre la madera húmeda y podrida.

Camino con cierto temor a resbalar, me sostengo de lo que encuentro.

Remuevo todos los mensajes de peligro, para llegar a la puerta. Puerta en kaova, color verde, con cerradura forzada por los animales salvajes.

Busco la llave, debajo de la alfombra que me insinúa bienvenida.

Ahí esta tu llave y mi llave. 

Me levanto con mucho cuidado, ya que la lluvia comienza a ser diluvio. 

La visión se me complica para ingresar la llave en el reojo del candado. 

El click me eriza la piel, el candado he desbloqueado. 

Me resbalo con la puerta y mi hombro recibe el peso de mi edad. Los relámpagos se hacen presentes y yo en el piso, atolondrado. 

Observó la luz tenue de mi cabaña. Me levanto con calma y cierro la puerta con cierto sigilo. Soy un cuerpo húmedo y gotean los poros de mi piel. 

Me recuesto en la alfombra seca, tirado frente a la luz. Totalmente desnuda, mientras inclino mis piernas en un estado fetal, lleno de dolor en los huesos y músculos. 

— Por fin, estoy solo, así como lo anhelaba tanto. 

… (continuará) 

La Cabaña Parte 1

El poder superior está molesto, jugué con fuego.

Las olas del mar, me dan calma.

A lado mío se acerca el Distrito Jade. Poco a poco se visualiza una isla, igual de afectada por los estragos de vivir al margen de la superficie. Temo que choque por la agresividad de su marea, solo la contemplo, la dejo pasar, que siga su corriente. 

Cambie de lado norte, por el ala sur de mi bosque y es aquí donde observo la lejanía de tu valle. Nunca cambiará, siempre estará lleno de bonanza. La lejanía te hace más diminuta. 

Me dirijo a la parte central de mi bosque, con la cabeza erguida, pateando la arena… 

Y ahí esta una paloma blanca, observando mi depresión. Observándome con rabia, porque mate a su hermana. No tolera mi presencia y se marcha, en su vuelo deja brisa de memorias y recuerdos. 

Comienzo a reiniciar el fuego que deje pendiente, y comienza a saciar la mucha o poca sensación de frío. Mucha sensación de frío en mi corazón, ya muy poca en mi físico, por la humedad de mi bosque. 

Disfruto el sonido, la sensación, el olor y la relajación. 

Como todo fuego, colma a desaparecer. 

Me despierto, y los relámpagos destruyen mi bosque, la tormenta me inunda, entiendo; un poder superior está molesto. Me dejó claro que el fuego no era permisible para la salud de mi alma. 

Los relámpagos no desisten, pero tampoco me asustan. 

Camino tranquilo, para mi cabaña. 

Todo este tiempo lo evite, porque se que se encuentra, cruzando la puerta. 

La cabaña es el corazón de este bosque. 

Aquí hay muchas cosas que no me gustan ver, pero que tampoco, las puedo deshacer. Mi voluntad no funciona entrando a la cabaña. 

Comienzo a subir los escalones, quito poco a poco las advertencias. 

Prohibido el paso… 

  • … Continuará.